El ritmo en la escritura I

    Una vez Maite Alvarado ( profesora que se dedicó a la teoría y práctica de la escritura) dijo -en una charla a un grupo de docentes- que la escritura requiere de ritmo. La escritura sería  el resultado de una búsqueda de un ritmo interior como el que uno podría encontrar en el movimiento sinuoso de una madre africana que transporta -por distancias que resultan interminables- una vasija con agua. Con el tiempo la vasija no pesa lo mismo, las mujeres africanas aprenden a llevarla y uno puede ver en ellas “el ritmo” una cadencia interna que va dibujando el camino que las lleva a la meta. Mientras Maite explicaba esto, yo me imaginaba la vasija vacía hasta llegar al único pozo en cientos de kilómetros, una vasija  parecida a una página en blanco, hueca, sin palabras, esperando que la búsqueda valga la pena, que en el fondo del pozo aún quede agua. Y al final del día, cuando el sol parece haber secado todo alrededor, ver cómo la vasija  se topa con su contenido, le es esquivo, muchos baldes habrá que arrojar al pozo para poder llenarla. La vasija no regresará vacía, el agua le habrá dado sentido. El agua contenida es la razón de la vasija, lleva consigo una historia, la de su propio hallazgo, la vasija ya no es la misma, ni quien la transporta. Ambas regresan transformadas en la búsqueda, y ambas han se han sincronizado para hallar su propio ritmo.

   Escribir se parece al andar sinuoso de las africanas con la vasija al hombro, requiere poner el cuerpo, algo que muchos le negamos a la escritura y que sigue siendo imprescindible aunque el resultado del trabajo se desmaterialice luego en la virtualidad de las pantallas.

Anuncios

13 pensamientos en “El ritmo en la escritura I

  1. Since School Closings officials are closely mired in
    this treat, they had to acknowledge what robots
    that are programmed to be less than what we In the end could be.
    In that respect are many institutesproviding techniques, coding,
    insurance processing, clinical procedures, pharmacology, diagnostic
    procedures, medication organisation, office practices, beginning aid,
    patient Dealings, Morality and Aesculapian law as intimately as intelligence processing
    skills. It is teenagers or aged children who
    very often find served up with requests for a
    monthly donation of $300 per nipper, to offset costs.

  2. “El ritmo en la escritura I | Circe” actually got myself addicted with
    your website! I personallywill probably wind up being
    back again alot more normally. With thanks ,Kian

  3. bueno el ritmo lo debemos tener para todo porqu etodo lo que decimos sin sentido es decir sin ritmo no tiene sentido y esw por eso que siempre lo devemos de tener siempre en cuenta

  4. Hi there. I was thinking about adding a link back to
    your site since both of our sites are centered around the same subject.
    Would you prefer I link to you using your site address: http://kirke.
    wordpress.com/2008/10/07/el-ritmo-en-la-escritura-i/ or
    blog title: El ritmo en la escritura I

    • No sé si sea posible aclarar, porque el ritmo es una experiencia personal, un hallazgo, algo que debe ser encontrado por quien se aventura a ser escritor o intentar serlo…
      Todos podemos aprender técnicas de escritura, recursos del lenguaje para representar la realidad, pero eso quizá no sea suficiente para ser escritores, hace falta encontrar el ritmo, el propio andar por el camino de la escritura…. esto no se aprende en las escuelas y tampoco se puede obtener en un tv compras…

  5. “Escribir se parece al andar sinuoso de las africanas con la vasija al hombro, requiere poner el cuerpo, algo que muchos le negamos a la escritura y que sigue siendo imprescindible aunque el resultado del trabajo se desmaterialice luego en la virtualidad de las pantallas”

    Kirke, coincido plenamente. Escribir requiere poner el cuerpo. Creo que hoy eso no es muy apreciado. Me parece que se escribe para que a Sarlo le guste
    Cuando leo Agosto de Romina Paula siento que puso el cuerpo, pero si leo a Pauls, Terranova, Bissio no. Sigo disfrutando a Martini, Gusman, Rabanal, VItagliano y tantos otros que siempre dicen algo y ponen el cuerpo.
    Pd: lamento que no escribas con la asiduidad de antes, perdí un momento de sensibilidad y placer.
    Besos, Gandalf, el Green

  6. Insisto: La cadendiosidad (no sé si existe esa palabra pero se entiende el sentido) de las caderas o el equilibrio o ritmo de paso de la señora con la vasija en la cabeza puede ser completamente azarosos, aberrantes, anarquicos si asociamos a estos el tema de la escritura. El único límite son las palabras, ni siquiera las frases y hasta las palabras se pueden cambiar. El objetivo de la escritura es narrar, pero no necesariamente. Hasta este objetivo se puede difumar, cambiandoselo por sorprender, movilizar sin contar, crear sentimientos, sorprender. En fin, como se ve voto por expandir los límites “clásicos” y no encerrarse en la marcha tranquila y calculada de la señora cargadora de vasijas.

  7. Hola Físico:
    De la vasija se pueden decir muchas cosas, entre ellas requiere del equilibrio del cuerpo para que el agua no se derrame y el contenido llegue a destino. El mensaje debe ser “acarreado” con sutileza, la vasija debe ser transportada con cuidado, y en cualquier circunstancia demanda un esfuerzo inmenso, mucho trabajo para alcanzar la meta.
    El agua es un símbolo tan potente…pero eso sería motivo de otro post…
    Aquí me interesaba pensar en la idea del trabajo que implica encontrar el propio ritmo, para no arruinar la vasija, para no perder el contenido en el camino…!
    Circe

  8. La vasija tiene sentido por si misma, es el hueco.

    En cuanto al ritmo de la escritura, ud. tiene razón, la escritura necesita un ritmo, pero puede ese ritmo ir variando aunque naturalmente a mi como a otros nos cautiva el ritmo vertiginoso como es el de Kerouac sin puntuación, o el atrapante de “Rabia” la novela del argentino Sergio Bizzio. q

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s